Diseño Industrial
Diseño Industrial
TITILATILION
TITILATILION

UN DISEÑADOR INDUSTRIAL EN UNA         MAQUILADORA.

Imagen del programa Catia

 En el norte  de la república mexicana, en la ciudad de Mexicali, se imparte la carrera de diseño industrial, al igual que en otras ciudades de México, actualmente sólo la UABC en Baja California ha conservado esa licenciatura, la UVM era otra universidad donde se impartía esta carrera, dejo de ofrecer esa licenciatura hace ya un par de años, dejando sola en esa área a la universidad local de baja california, existe otra universidad llamada Xochicalco, donde imparten una especie de licenciatura en diseño, a la que llaman diseño integral, pero ven muchas áreas de diseño y no se especializan en ninguna, así que no se le puede considerar como una universidad con diseño industrial. En esta ciudad, la gran mayoría de empresas que existen, son de la rama maquiladoras, ya sean nacionales o internacionales, todas son maquiladoras, un problema muy fuerte para los que estudian diseño industrial, debido a que estas compañías no diseñan, fabrican todo los elementos que les piden otras empresas, y una área especializada en diseño no existe, debido a que el diseño que manejan se los mandan de otra parte o del mundo o del interior de la república.

Los alumnos de la UABC constantemente se quejan de que no hay oportunidad laboral como diseñador, pero no de trabajo, porque para trabajar si existe una gran cantidad de industrias donde pueden ir a colaborar con ellas, pero no pueden ejercer su carrera.

Como docente de la universidad decidí llevar a cabo una investigación de campo y tener esta experiencia a la que se enfrentan todos los egresados de la universidad, realice una exploración de forma presencial al buscar trabajo en estas empresas como diseñador industrial, sólo con este título, el de licenciatura.

Esta investigación se realizó con la finalidad de tener las mismas oportunidades que los nuevos y recién egresados diseñadores industriales viven a diario, para poder explicar mejor la forma que tienen estas empresas y dar un enfoque más acertado de lo que buscan en los profesionistas, se buscó un punto de vista real, y no académico,  para brindárselos a los alumnos y saber a qué se enfrentan y reforzar lo que ven en clases, y de esta forma proporcionárselos a los alumnos para que no salgan sin las herramientas necesarias que les exigen las compañías allá en el norte de nuestra republica mexicana.

La aventura inicia en preparar el curriculum vitae, con todas las acreditaciones en diseño industrial. Mandarlos vía electrónica como lo piden algunas páginas que apoyan a esta labor o llevarlo físicamente como lo demandan en el periódico o en mantas que pegan en los muros externos de estas empresas. Desde aquí inician las malas noticias para los diseñadores industriales.

Son malas las noticias debido a que –sí-, solicitan personal para trabajar en diferentes áreas, pero la mayoría de las empresas requiere de una ingeniería, no de un diseñador. Para empezar, no tienen departamento de diseño, y siempre solicitan en su caso, ingenieros o Arquitectos, pero no diseñadores industriales, y de la ecología ni hablar, nada es sustentable, a pesar de que en la escuela se llevan varias materias donde se les enseña los alumnos a cuidar el medio ambiente, en la realidad el gasto y consumo de papel u otros elementos plásticos es un uso muy común y no a favor del planeta.

Fuera de la escuela y sus materias y dentro de una industria maquiladora y sus requisitos para entrar a trabajar en ellas, el título de diseñador industrial en las  empresas a las que fui, en dos de tres de ellas me dijeron que sonaba a que venía de la NASA, otras que les explicara la diferencia entre un ingeniero industrial y un diseñador industrial, a pesar de los más de 50 años que lleva la carrera en México y otros años más en el mundo, ya desde ese primer departamento de recursos humanos donde no saben ni entienden que es un Diseñador Industrial, es para poner a temblar a cualquiera  y el temor crece en esa empresa pues está claro que no te contrataran como el diseñador industrial que eres.

Buscar trabajo en este tercer lustro del siglo veintiuno, es más fácil y accesible que en otras décadas, se cuenta con la opción de realizar una búsqueda por alguna página en el internet o en la forma tradicional, en el periódico, pero también existe la opción de ir a visitar estas maquiladoras, esto con el fin de leer los puestos que solicitan, en las lonas que pegan a los muros o rejas y la escolaridad que piden, y una vez más la sensación de que se estudió algo que no corresponde a la zona donde se vive vuelve a aparecer, y esa idea de esconder los títulos profesionales y por las especificaciones que piden en esas lonas con los datos del personal que solicitan, surge esa sensación de incomodidad al pensar, “no traje el certificado de la secundaria”.

En la mayoría de las empresas que se visitó en el intento de ser contratado como diseñador, me dijeron; “aquí no diseñamos”, nuestra rama es armar, ensamblar, fabricamos, reparamos, si acaso te necesitamos para que dibujes, y eso me lo dijeron dentro de las empresas internacionales, no en una maquiladora nacional, esa respuesta me la expusieron en una de las famosas empresas de la rama AEROESPACIAL, por las que la universidad local apuesta todo para sus graduados. A los interesados en entrar a trabajar en esas compañías les piden que manejen ese tipo de paquetería que les enseñaron en la universidad y que al menos tengan un año de experiencia, esos programas son entre otros; Solid, Catia, y uno más que a muchos les afecta, porque lo ven de forma superficial, AutoCad, y con todo el desarrollo que se tiene para poder manejar estos paquetes con la finalidad de poder desarrollar un objeto, los tienen dibujando, porque el diseño viene de otra parte del mundo. Y pueden llegar a ser de un nivel más alto, porque están supervisando que esos planos estén bien dibujados. Pero no están diseñando, en ningún momento ni con un tipo de plan a determinado tiempo para llegar a tener una promoción de que diseñaran un objeto cualquier que sea dentro de esa empresa. No hay puestos para el diseño industrial, pero el trabajo no falta, si hay recompensa monetaria.

Incluso en el tiempo que desarrollaba mi estrategia para visitar estas empresas y conseguir un puesto en ellas, vi a un par de exalumnos ya graduados, meterse a un diplomado en diseño de producto, y que en su momento se debieron de enfrentar a un par de conceptos de ingeniería, pero no de diseño, porque el diplomado se llamaba “diseño de producto” para la industria aeroespacial, por lo cual pregunte qué tipo de conceptos en diseño se analizarían, para inscribirme y poder ir más preparado a pedir trabajo para este ejercicio que realizaba en esos momentos, sin embargo  la noticia que me dieron, no fue alentadora; no se ve diseño, sólo cálculos y resistencia de materiales, puntos de ruptura y elemento finito, todo lo que piden en esas industrias (maquiladoras) aunque sea de la rama aeroespacial.

La UABC tiene su facultad de ingeniería, y en ella a un ingeniero esos conceptos como el elemento finito, es lo que se le exige como algo natural de su carrera, sin embargo si un diseñador lo sabe emplear, es realmente profesional y expresa lo mucho que interactúa este diseñador en la fabricación de cada uno de sus diseños en la vida profesional, pero en la vida escolar, no se ve de esta manera, los profesores de la carrera de diseño industrial tiene esta frase, “no somos ingenieros” y no, los alumnos no lo serán, pero en la zona donde pedirán trabajo es lo que les exigirán, SER UN INGENIERO, porque deben de tener el conocimiento, la habilidad y la experiencia de conocer qué tipo de pruebas les hacen a los productos que maquilan, los diseños de producción en serie que se fabrican en esa u otra maquiladora, si los empleados quieren tener contacto con esos productos y estar a cargo de que salgan a la venta, aunque sólo los dibujen, o supervisen a los técnicos que operan ciertas maquinarias no pierdan el ritmo y sobre todo, la calidad de las piezas sea excelente, pero una vez más no estará a cargo de diseñarlos.

 Yo fui a tres industrias, por respeto a todas no pondré sus nombres pero sé que los alumnos locales y graduados ya las conocen. Incluso algunos ya trabajan en ellas y como en todo trabajo, es una labor honorable.

La primera que me abrió sus puertas fue una de nivel internacional, y es una que su nombre tiene que ver con el alimento preferido de un osito tierno. Y en la primera entrevista, me dijeron que estaba sobre calificado. ¡Qué no me descartaban! pero era muy seguro que no me llamarían porque me aburriría rápido, y los dejaría con todo el trabajo botado. Después de una semana de esa entrevista, me volvieron a hablar, esta vez el gerente del área me solicitaba, y me pedía un día para una entrevista, para mi sorpresa, este gerente me dijo esta frase, y lo cito; “tú eres el chipocludo que necesitamos” y una vez más: pero estas sobre calificado, la plática sobre que tenían miedo a que me aburriera rápido del puesto, volvió a surgir, y aquí las funciones si  involucraban el diseño y el trato directo con los clientes, incluso analizar el briefing de diseño de esas cuentas, y los contratos de confidencialidad, de los cuales a los alumnos no se les habla con el debido seguimiento que hay que tener en esos últimos semestres, o los contratos de no competencia, que se manejan dentro de algunas empresas, sobre todo algo que siempre omiten, la calidad, “LA CALIDAD”, hace tiempo en una reunión en la UABC con la dirección y la coordinación, surgieron estas palabras, “calidad en la vida real, no tienen importancia en los proyectos escolares”, se me acusaba de exigir demasiado este punto y cuando estas en una entrevista, y te piden calidad al 100% en sus productos, porque si no, es seguro que pierden al  100% al cliente,  pensando en que a los alumnos, varios profesores omiten este concepto y la mayoría de alumnos está acostumbrado a sólo entregar los proyectos de los parciales con tal de pasar, “total es escolar” ya desde ese punto, se genera una costumbre de no tomar en cuenta este concepto, y se termina en la vida real no respetando las exigencias que tiene quien paga ese tipo de objetos, otro profesionista no pasa las entrevistas, y si lo hace, al poco tiempo será removido de su puesto y habrá colocado en un mal concepto a la escuela de donde salió. Como ya ha pasado con esos alumnos que son graduados con el tema “ya pásalo no lo quiero aquí” y cuando han ido a pedir trabajo, pues son calificados con una marca negativa y no precisamente a ellos, si no a la escuela por sus entrevistas o desempeños, claro no en todos los casos es similar pero han pasado este tipo de eventos, que son los que más se recuerdan.

Pasando a la segunda entrevista que me permitieron llevar acabo, la realice con una condición que me pusieron y era que no me fuera a los dos meses y que permaneciera con ellos al menos 5 años. Hay a aclarar que me fueron aprobando con buenos resultados, debido a que en las cuestiones de ingeniería y maquinaria que se manejan en el interior,  y por las cuales fui cuestionado, las fui resolviendo de forma natural conforme me las iban preguntando, esto fue porque cuando me gradué de diseñador industrial, trabajaba en industrias que diseñaban y fabricaban muebles, y los términos y conceptos que me mencionaban los había manejado hace años. De esta forma llegue a una tercera entrevista, esta vez fue más rápido y sencillo, pero con el mismo juego de palabras, “estas sobre calificado”, pero no importo mucho, con las otras dos entrevistas aprobadas esta sólo fue de confirmar lo planteado en las anteriores y ya sólo quedaba la última, la burocrática, la de los papeles y firmas, la cual en realidad, fue la más pesada, porque aparte del tiempo que se tomaron en investigarme, un tiempo que fue muy largo, tuve que firmar una serie de documentos donde les permitía investigar hasta el primer departamento donde había vivido para que preguntaran por mi forma de coexistir en ese lugar, aparte de mis antecedentes penales y laborales que son los de costumbre.

En ese lapso de tiempo en lo que se desarrollaban esas dos últimas etapas, decidí llevar de forma paralela otra opción, lleve mi título a otra empresa, pues esta tenía tres turnos y en esa triada de tandas, solicitaban, ingenieros titulados, para los tres turnos,  el normal, por colocarle un título, el de la mañana ese que todo mundo quiere, uno en la tarde y las personas salgan de laborar en las primeras horas del nuevo día, y un tercero que entra en la noche y los empleados se retiran cuando ingresa el primer turno.

En recursos humanos me aplicaron un examen de comprensión de lectura y de matemáticas, antes de preguntarme a que puesto iba a aplicar, no importa a lo que vayas tienes que realizar ese examen. Ese examen me puso en una situación un tanto incomoda, debido a que ya no recordaba como dividir con un puntos decimales o dividir con fracciones y cuartos, sentí que me iban a regañar por tener mal esas preguntas, porque algunas personas que entregaban sus exámenes, les decían que corrigieran sus resultados debido a que estaban mal.

Entregue mi examen junto con la hoja de datos y el puesto que solicitaba, al poco rato me llamo una persona de recursos humanos, y delante de todos, como a la mayoría, me preguntaron a donde iba, y mis estudios, y primero me dijo sacaste 100 en el examen, no veo porque pides ese puesto, yo creo que tienes más estudios, nadie saca 100, esas fueron sus primeras palabras de la persona, que con el examen en sus manos y mi nombre frente a él, una vez más me realizo la típica pregunta que ya había escuchado en otras ocasiones… ¿“Que es un diseñador industrial”? tartamudeo al leer mi título, una vez más, me pidieron que les explicara las diferencias entre diseño industrial e ingeniero industrial, pero a diferencia de otras maquiladoras, en esta, reparan todo tipo de aparatitos que “como dice un meme de Facebook”, cada cinco minutos o buscamos amor o wi-fi,  una vez más como en la empresa del área aeroespacial, tuvieron que llamar a un gerente, para que me entrevistara, porque les sonó tipo NASA mi título y no sabían que hacer conmigo.

Unos minutos más tarde, Llego el gerente, y colocándose a un paso de mí, rompiendo todas las leyes de proxémica social y cercana, debido a que me encontraba sentado a su lado y no más de 15 centímetros nos separaban y el, en la mitad del medio cuadro que tienen para atender a ese mar de gente que va todos los días, a solicitar empleo y que dan vida a esta maquiladora que cuenta con más de 12 mil empleados. Leyó mi cv y dijo, no es ingeniero, regrésalo, la persona de recursos humanos le dijo con un tono serio, pero tiene título, y con gesto de molestia, el gerente grito mi nombre a pesar de tenerme a su lado y me paso a un cubículo, estando dentro y sentado me pregunto, si había trabajado en una maquiladora, y sin esperar una respuesta continuo con otra pregunta más, con el sentido de afirmación, la cual era, ¿si te quedas?, me daría el segundo turno, yo dije si, acepto, era la primer empresa que sólo quería saber si le entraba o no a sus funciones.

El personal de recursos humanos me dijo ve con el “poli”, y el que te diga cuándo vienes, porque aquí en esta maquiladora un policía te dice cuando te presentas a trabajar.

El día que me presente, llegue una hora antes de mi entrada, porque eso fue lo que el “poli” anoto en un papel que me dio, -cuatro de la tarde-, lo cual deduje que sería para firmar mi contrato y demás papeleo. Pero no fue así o su mayoría no fue así, me dieron un curso de inducción de cuatro horas, donde en grupo se nos informó que hacían en esa empresa y las marcas de esos “aparatitos” que reparaban y claro, grande fue mi sorpresa al recordar, que una vez hace como seis años pague 890 por la reparación de esos dispositivos electrónicos, y que cualquiera pensaría que un ingeniero electrónico o mecatronico lo estaría revisando, sin embargo la sorpresa fue al ver a alguien completamente diferente y que incluso, en esos dispositivos toda su carcasa es remplazada y sustituida, los dejan como nuevos a esos “aparatitos”,  elimine esa idea de que se pagaba sólo para que los limpiaran con alcohol.

No importa tu estatus escolar, ni tu género, ni condición física, lo mejor es que una persona con alguna capacidad diferente, y esto si es de aplaudirles a estas empresas, una gran cantidad de vidas con capacidades diferentes se encuentran laborando, y aportando algo a su casa, y no son rechazados, como sería en otras empresas fuera del área de las maquiladoras que no les permitirían laborar en ellas.

Una vez que se acabó el curso de inducción, notificaron a todos los que estaban en esa sala que nos aplicarían un examen, sin embargo después de las quejas de todos los presentes, la persona que nos dio el curso, aclaro con un grito, yo les doy las respuestas para que todos saquemos 100.  Y la mayor parte del curso, era sobre las drogas el tabaquismo y el alcohol.

 Al terminar de firmar y poner palomitas al ya revisado examen, nos separaron por áreas, mi puesto; supervisor de producción, por lo cual me mandaron a un curso para saber que hacían y poder inspeccionar bien a los que reparaban esos aparatitos electrónicos, pero el curso tenía varios niveles el primero; saber apagar y prender esas cosas, ponerles brillo, quitarles el brillo, buscar el botón de prender y apagar el wi.fi, y demás cosas que da pena mencionar, porque a menos que tengan un dispositivo comprado en el Oxxo de 40 pesos, si sería difícil, saber buscar un wi-fi, En este curso, me lleve una gran sorpresa, un antiguo alumno se acercó y me saludo con mucho entusiasmo, y con una gran duda, “¿qué hace aquí profe?” me dijo, ¿apoyando?, o ¿Qué? Claro que no le podía responder mis intenciones, y le dije de forma tranquila, aquí voy a trabajar, y creo que no me creyó nada, pero me platico que el llevaba seis meses laborando, y que por más que había intentado mejorar las áreas, sugerir diseños, corregir errores, no lo habían tomado en cuenta, y que estaba decepcionado de esa empresa.

Por otro lado, no me dejaron terminar el curso, la persona que lo estaba impartiendo, a pesar que nos entregaron un manual con fotos y pocas instrucciones en texto, pues las imágenes dicen todo, me pregunto ¿porque no haces nada?, y no es que no hiciera nada, pero ya lo sabía usar y sólo buscaba como conectarme al Facebook, para pasar el rato, y me movieron a la zona donde los desarman, luego a donde soldán, y terminaron por decirme que no era necesario que estuviera en esos cursos porque sólo iba a supervisar, que ya me podía ir y mañana me asignarían un área para trabajar. Estos cursos, preparan a las personas no importando el nivel de estudios, y de verdad, hay que respetar mucho su trabajo cualquiera puede mandar a reparar o cobrar por garantía la reparación de estos dispositivos, y no tener idea de quienes son los verdaderos héroes de la reparación.

El siguiente día y los subsecuentes, me mandaron de un área a otra, porque los gerentes, decían, suena a la NASA tu título, y me anduvieron pasando de serigrafía, ha desarmado, luego a  pulido, y el ultimo día que estuve allí, a ensamble, y mientras me movían me daba cuenta de la falta de diseño y de ergonomía que tienen en cada área de distribución de maquinaria, de funciones entre los que laboran, y que el diseño no existe en ningún momento, todo es parte de un mecanismo de repetición, de tal forma que todas las fallas que vi y anote, mismas que planteaba a cada gerente de cada área a la que me llevaron, señalaba al entrar en esas zonas,  la respuesta siempre fue, “pero así se trabaja aquí y mientras llevemos la fiesta en paz, tu cobraras puntual”. A muchos les daba miedo el tenerme allí “la empresa está contratando gente con título” -se decían unos a otros- y los rumores que surgían era que iban a perder su empleo, así que la justificación de todos, era, tengo mucho personal, pásalo a otra área.

El tiempo que estuve dentro de estas instalaciones, fue muy similar a la última empresa en donde aplique mi cv, y que fue en la industria aeroespacial donde el proceso de ingreso fue similar, pero el área de trabajo me condujo a dibujar o supervisar los planos que otros dibujaban, todas las empresas tiene un horario muy pesado, pero al igual que en otras maquiladoras, no hay áreas de diseño, los diseñadores que vi, o que sé que están trabajando en esas empresas, cumplen otro tipo de funciones, pero no las de un diseñador. De tal forma que no hay lugar para el diseño industrial, en la zona  noreste de la república mexicana, una vez corregidas las fallas a las que se enfrenta el personal que en ellas labora que es lo que podría corregir un diseñador industrial. La carrera a pesar de ser joven en Mexicali, si tiende a sufrir desempleo en esta zona de la república, cada generación que se gradúa semestre tras semestre se enfrentara a una zona cada vez más poblada de diseñadores industriales y con un sinfín de industrias maquiladoras pero pocas empresas que entiendan que necesitan al diseño industrial.

Esta investigación se llevó a cabo entre los meses de julio, agosto y septiembre del 2014.

¡Éste soy yo!

Con calma y paciencia todo se logra. 

 

Aficiones: Pasear en bike, Música, leer.

Música preferida: Rock, baladas, música clásica

Películas preferidas: Ciencia ficción, comedias, fantasía.

Idiomas: Español, inglés y algo de francés

La mejor forma de diseñar,, dejando al niño interno, aveces externo¡¡ M.D.I. ARTURO ESTRADA RUIZ

Arturo Estrada Ruiz en redes sociales

Recomendar esta página en:

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Arturo Estrada Ruiz